¡Mantén a raya a las bacterias!

Seguro que en alguna ocasión al utilizar una esponja de maquillaje, una borla o una brocha que usamos a diario, nos ha llamado la atención comprobar que no huele como siempre. ¿Por que será? Como ahora tienes tiempo libre en vacaciones, es el momento ideal para cuidar tu equipo de trabajo. Entérate cuáles son los trucos más efectivos para tener tu pinceleria a punto y ¡Mantén a raya a las bacterias!

¿Por qué a aveces las brochas tiene un olor diferente? Esto es debido a la acumulación de humedad, siendo el medio idóneo para la proliferación de multitud de microorganismos que pueden provocar infecciones en nuestra piel y mucosas. 

Mientras que para un uso profesional lo habitual es limpiar y desinfectar los pinceles y las borlas después de cada uso (además de no reutilizar las esponjas desechables), en el uso personal podemos ser un poco menos estrictos. Pero ¡OJO! eso no quiere decir que todo vale. A continuación explicamos algunas pautas para mantener limpios y libres de microorganismos nuestros pinceles.

Lo primero que debemos hacer es diferenciar los pinceles de pelo natural de los pinceles sintéticos. Por lo general y a grandes rasgos, los pinceles y brochas con los que apliquemos productos cremoso serán sintéticos. Por ejemplo los pinceles de fondo de maquillaje. labiales, corrector de ojeras, etc.


 

24244266921_22530ae80e_z


 

La mejor manera de lavar estos pinceles sintéticos es utilizar lavavajillas. Si ese líquido verde que todos tenemos en nuestras cocinas. Debido a su alto poder desengrasante es ideal para eliminar cualquier rastro de texturas cremosas y nos aseguran una limpieza y desinfección total. Estos pinceles es recomendable limpiarlos al menos cada cuatro ó cinco días. ¡Notarás la diferencia!

El resto de pinceles de pelo natural puede ser limpiado con menor frecuencia, cada seis o diez días en el caso de los pinceles pequeños (sombras, eye-liner, cejas) y en el caso de los grandes (polvos, colorete, iluminador) cada quince, veinte días. Verás que aplican los cosméticos con más precisión.

Para los pinceles de pelo natural recomiendo utilizar jabón de coco. Un jabón de glicerina hecho con aceite de coco cuyas propiedades no son muy conocidas, pero que no por ello son poco sorprendentes.

El coco contiene un ácido graso llamado “ácido láurico”, con una función antimicrobiana asombrosa. Su poder anti-grasa es tal que es capaz de degradar los lípidos de las membranas de virus y bacterias. Además de esto, al poseer gran cantidad de aceite vegetal nutr mucho la piel y el cabello, por lo que haciendo una sencilla regla de tres encontraremos en el jabón de coco un jabón ideal para nuestras brochas y pinceles de pelo natural.

Por último, aunque no menos importante, los pinceles deben dejarse secar idóneamente en posición vertical suspendidos en el aire con el pelo hacia abajo. También puedes optar por ponerlos en posición horizontal en el borde de una mesa o estante con el pelo sobresaliendo de éste durante al menos cinco horas. 

Prueba estos trucos, seguro que notas que tu maquillaje resulta mucho más fijo y delicado ¿Tienes algún otro truco para limpiar pinceles? ¡Cuéntanoslo! Nos encanta saber qué haces tú.

 

 

Ana Salmerón Formación
escuela@anasalmeronformacion.es
Abrir chat